sábado, 22 de diciembre de 2018

Predicción sismologica en República Dominicana

Un día, mes y año no muy lejano ocurrirá lo siguiente en República Dominicana: Se sacudirán los suelos como arroz en el salten de limpieza que se usa en nuestros campos más distanciados de la civilización, será catastrófico por la gran cantidad de viviendas construidas de baja calidad. Los suelos de mangles y lagunas ocupados por el hombre se vengarán de sus asesinos sumiéndolos en la muerte junto a su simiente.

El mal creará grandes estragos en la provincia de Puerto Plata, Samaná La Altagracia y San Pedro de Macorís; creando maremotos de poca intensidad pero mortales.

En las provincias San Cristobal, Santo Domingo, San Pedro de Macorís e Higüey el mar entrará y cubrirá gran parte de su superficie terrestre, los muertos serán incontables.

Las grandes minas de gas natural que se encuentran en República Dominicana empezarán a emitir sus gases matando así una gran parte de la población desapercibida del mal que les asecha. ¿Dónde está la salvación?, No se, pero si sé donde esta la perdición y hoy la estoy compartiendo con ustedes.

»Juan Lora«

martes, 27 de noviembre de 2018

DR. CARL THEODOR GEORG

Muchos hemos escuchado hablar sobre el Dr. Georg, que era un altruista, que aportó mucho a la medicina de nuestro país, que fue un hombre muy querido, pero pocos conocen su historia a profundidad.

Carl Theodor Konrad Ludwig Georg conocido popularmente como Doctor Georg, Mr. Yor o Mr. Yo, nació el 23 de enero de 1884, en Biebrich Am Rhein, Alemania. Era luterano de religión. Hizo sus primeros estudios en una escuela militar prusiana en Potsdam, de esa estancia le quedaron cicatrices en el rostro, una de ellas en la frente, en la región de la “glabela” o entrecejo, y otra en la región “malar” o pómulo izquierdo, recuerdos de la esgrima que practicó.

Llegó a cursar estudios de Ciencias Agrícolas entre los años 1902/1903, carrera que abandonó para luego estudiar Medicina en la Universidad de Bonn, tampoco la concluyó. Sería en nuestro país que completaría los estudios en Medicina en la hoy Universidad Autónoma de Santo Domingo, graduándose médico el 28 de enero del 1928, según copia del título del registro número 468, Folio 18.

Durante uno de los muchos desfiles-marchas a los que tenía que asistir, vio de reojo a una mulata, elegantemente vestida, que estaba observando el desfile. Era ella la señorita Constance Eleonor Meineke, oriunda de Puerto Plata, República Dominicana, hija de un rico alemán, exportador de tabaco, con una nativa de Saint Thomas, Islas Vírgenes. A los pocos meses de nacida, su padre decidió establecerse en Saint Thomas y, con el paso de los años, Constance fue enviada a estudiar a los mejores colegios de Suiza y Alemania. Tras Georg finalizar con sus labores militares, regresó a donde estaba la dama y entablaron conversaciones. Desde ése momento, sintieron una fuerte atracción mutua. Se puede decir que fue como un flechazo de Cupido. En 1908, contrajeron matrimonio bajo el sistema de separación de bienes. Ella le llamaba, cariñosamente, “Carlos Teodoro”.

Desde niño, el sufría de un problema asmático y los médicos le habían recomendado irse a las montañas de Alemania. Este tratamiento tampoco le corrigió su condición y fue esta una de las razones primordiales por las cuales tuvo que salir de Alemania y optó venir a América. Fueron a vivir a Saint Thomas, pero en la isla lo tildaron de cazador de fortunas, pues él era un hombre de tez blanca, rubio, ojos azules, con seis pies y dos pulgadas de estatura y contrastaba, al verle del brazo de esta mulata que, a pesar de ser una mujer sumamente elegante y poseedora de innúmeras cualidades culturales, la pareja no dejaba de llamar la atención. Desilusionados por las acusaciones que le imponían, decidieron abandonar la isla de Saint Thomas y venir en 1909 a residir a Puerto Plata, República Dominicana.

Desde que llegó al país invirtió y reinvirtió en el desarrollo de colonias de caña, comprando y sembrando en el Batey El Soco, en San Pedro de Macorís, con el dinero que trajo desde Alemania y las ganancias obtenidas por sus cosechas.

Él tenía una Sala de Primeros Auxilios en el batey para aquellos cortadores de caña que se lesionaban, fracturaban o sufrían una cortadura con la mocha, o para atender enfermedades banales. Los pacientes que ameritaban internamiento eran enviados a un Hospicio que, en el año 1886, había fundado el filántropo Padre Luciani, un humilde sacerdote italiano con vocación de servicio médico.
En el 1919, con su ojo avizor, entendió que debía vender las tierras para dedicarse a su inclinación por la medicina, otro factor que le motivó a vender esas tierras fue el descalabro que observó en la industria azucarera de la República Dominicana y el mundo, por la caída de los precios del azúcar.
El doctor Georg tomó la decisión de ayudar al Padre con esa obra, y en 1921 tras la muerte del Padre Luciani, el doctor Georg se hizo cargo de aquel precario establecimiento, lo destruyó, y sobre ese solar edificó un hospital con todas las de la Ley, el Hospital San Antonio. Construyó el hospital más grande que jamás se haya construido en este país. Contaba de seis pabellones con capacidad para 750 camas y la misma cantidad de pacientes.

Los pabellones fueron construidos en distintas fechas por lo cual se unían por puentes interhospitalarios, en 1921 fue construido el primer pabellón, el segundo 1937, el tercero se levanta en 1941, el cuarto en 1948, el quinto en 1950, y el sexto en 1958.

Por el esfuerzo del doctor Georg, ese Hospital contó con algunas de las más importantes figuras de nuestra medicina, como fueron Francisco Moscoso Puello y Luis Eduardo Aybar. Gracias a sus acuerdos con el Instituto de Medicina Tropical de Hamburgo, venían especialistas que preparaban a los médicos locales de la época en la especialización de las distintas ramas médicas. Esto se convirtió en una escuela de especialidades médicas, antes de la organización académica en la República Dominicana, en ese hospital en una isla del Caribe, se encontraban los más modernos tratamientos desarrollados en Alemania.
La limpieza y el cuidado a los enfermos en el Hospital San Antonio hicieron que médicos como el Dr. Arturo Grullón se trasladaran a San Pedro de Macorís a ofrecer sus servicios. En el Hospital San Antonio se realizaban, bajo su dirección, curas externas, internamientos, cirugías, radiología, laboratorio y farmacia.
Durante la segunda guerra mundial, el Dr. Georg se trasladó a Estados Unidos para realizar estudios en el área de la medicina, pero tan pronto llegó a ese país fue detenido y llevado a un campo de detención por ser ciudadano alemán. El Gobierno de Trujillo, en su ausencia, asumió la dirección del Hospital y realizó una gran cantidad de diligencias para evitar que fuera deportado a Alemania. Regresó al país en 1943. Cuando en San Pedro de Macorís pasó la “danza de los millones” y se marcharon muchos de allí, el Dr. Georg permaneció fiel a su gente y siguió tratando a todos los ciudadanos sin importar su nivel económico.

Falleció el 11 de junio del 1966 en San Pedro de Macorís, por tal motivo y amparado en la Resolución Municipal #10-66, fueron declarados los días 11 y 12 de duelo municipal. ´´CONSIDERANDO: que es deber de los ayuntamientos perpetuar la memoria de aquellos munícipes que por sus hechos a su paso por la vida fueron ejemplo de sacrificios y gloria para con sus conciudadanos; por tales razones, visto el artículo 4 de la Ley No. 2439 de fecha 8 de julio de 1950, publicada en la Gaceta Oficial No. 7146, de fecha 17 del mismo mes y año; en uso de sus facultades legales, RESUELVE: Art. Único: declarar, como al respecto declara, duelo municipal por los días once (11) y doce (12) del mes y año en curso, por la sentida muerte de quien en vida se llamó Dr. Carl Theodore Georg, por sus altos merecimientos, relevantes dotes personales y por el holocausto de su vida en provecho de una comunidad que hizo suya y sintió en su corazón. junio del mismo año.´´
Todos sus bienes y los de su esposa, quien anteriormente había fallecido, los donó a las Hermanas Mercedarias de la Caridad para que continuarán su obra. Pocos años después de su fallecimiento, el hospital sucumbió. Los pabellones del antiguo Hospital Carl Th. Georg, hoy son ocupados por el Hospital Católico Sagrado Corazón De Jesús, la extensión de la Universidad Autónoma De Santo domingo y por el Centro Medico UCE o el Oncológico.

Sin duda alguna el doctor Carl Theodor Konrad Ludwig Georg ha sido el más grande propulsor de la medicina hospitalaria que ha tenido la República Dominicana. Y se puede destacar sus cualidades como médico, filántropo, desarrollista-progresista, pero, sobre todo, el personaje más desinteresado, desde el punto de vista pecuniario.

Por sus relevantes méritos le hicieron acreedor a los múltiples reconocimientos de que le hicieron objeto este municipio de San Pedro de Macorís, en distintas ocasiones, tales como: reconocerlo “Hijo adoptivo” de San Pedro de Macorís, designarlo Capitán honorario del Benemérito Cuerpo de Bomberos Civiles de esta ciudad, señalar una calle de esta ciudad con su nombre, justamente pasa al lado de los pabellones que hoy ocupa la UASD y une la Presidente Henríquez con la Francisco Del Rosario Sánchez, en el barrio Miramar. Y por petición popular, de acuerdo a la ley número 5309 del 17 de febrero del 1960, del Congreso Dominicano, se le denominó Hospital Doctor Carl Th. Georg al que anteriormente fuera Hospital San Antonio , según consta en la Gaceta Oficial 8454 del 21 de febrero del mismo año.

miércoles, 18 de julio de 2018

Verdaderas fotos de Juan Pablo Duarte

A continuación le mostramos dos fotos VERDADERAS de la apariencia de Juan Pablo Duarte y Diez (26 de enero de 1813, Ciudad Colonial, Santo Domingo, España Colonial; 15 de julio de 1876, Caracas, Venezuela).

Era un hombre blanco, ojos verdosos, español y desentiende directo de familia Española. Junto a otros crearon lo que hoy se conoce como República Dominicana. Pero su nacionalidad de Origen era Española, dado a que nación en la España colonial. 

Juan Pablo Duarte y Diez
(20 años de edad)


Juan Pablo Duarte y Diez
(55 años de edad)

jueves, 14 de junio de 2018

Expedición del 14 de junio

El desembarco militar que se realizó por Constanza, Maimón y Estero Hondo en 1959, donde un grupo de patriotas dominicanos vino a derrocar por la vía de las armas la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo.

Aunque fue derrotada por las huestes de la tiranía, esta gesta patriótica marcó el inicio del fin de la dictadura.

El primer grupo de 54 expedicionarios llegó a territorio dominicano el domingo 14 de junio, a bordo del avión C-46 Curtiss, en el aeropuerto militar de Constanza, bajo la dirección del comandante Enrique Jiménez Moya.




De los expedicionarios solo sobrevivieron seis, desembarco militar que se realizó por Constanza, Maimón y Estero Hondo en 1959, donde un grupo de patriotas dominicanos vino a derrocar por la vía de las armas la dictadura de Rafael Leonidas Trujillo.

Aunque fue derrotada por las huestes de la tiranía, esta gesta patriótica marcó el inicio del fin de la dictadura.

El primer grupo de 54 expedicionarios llegó a territorio dominicano el domingo 14 de junio, a bordo del avión C-46 Curtiss, en el aeropuerto militar de Constanza, bajo la dirección del comandante Enrique Jiménez Moya.

De los expedicionarios solo sobrevivieron seis, Delio Gómez Ochoa, Gonzalo Almonte Pacheco, Mayobanex Vargas, Francisco Medardo Germán, Poncio Pou Saleta y Pablito Mirabal.

El 14 de junio de 1959, se tenía prevista la expedición por Constanza, Maimón y Estero Hondo, que iniciaba el proceso revolucionario que derrocaría al régimen de Trujillo.

Para esta fecha no se pudo realizar lo planificado, sino que solamente se pudo aterrizar en Constanza y de la manera más inapropiada.

En esa fecha llega a Constanza el primer grupo de guerrilleros a las 6:20 PM, en un avión pintado con las siglas de la fuerza aérea de Trujillo. El aterrizaje se produjo en el aeropuerto militar de Constanza.

Este contingente estuvo comandado por Enrique Jiménez Moya y el cubano Delio Gómez Ochoa. En el avión, piloteado por el venezolano Julio César Rodríguez y el expedicionario dominicano Juan de Dios Ventura Simó, ex capitán de la Fuerza Aérea Dominicana, vinieron 56 combatientes. El aparato emprendió vuelo después de dejar en tierra a los expedicionarios.

Al dejar precipitadamente el avión, dejaron sus equipos y armas, luego se dividieron en dos grupos, uno de 33 hombres que marcharon hacía El Río y Tireo, y otros, 20, que fueron a Los Botados.

Manuel Aurelio “Manolo” Tavárez Justo fue el presidente de la Agrupación Política 14 de Junio abreviado (1J4), que surgió en honor a los héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo.l.

El 14 de junio de 1959, se tenía prevista la expedición por Constanza, Maimón y Estero Hondo, que iniciaba el proceso revolucionario que derrocaría al régimen de Trujillo.

Para esta fecha no se pudo realizar lo planificado, sino que solamente se pudo aterrizar en Constanza y de la manera más inapropiada.

En esa fecha llega a Constanza el primer grupo de guerrilleros a las 6:20PM, en un avión pintado con las siglas de la fuerza aérea de Trujillo. El aterrizaje se produjo en el aeropuerto militar de Constanza.

Este contingente estuvo comandado por Enrique Jiménez Moya y el cubano Delio Gómez Ochoa. En el avión, piloteado por el venezolano Julio César Rodríguez y el expedicionario dominicano Juan de Dios Ventura Simó, ex capitán de la Fuerza Aérea Dominicana, vinieron 56 combatientes. El aparato emprendió vuelo después de dejar en tierra a los expedicionarios.

Al dejar precipitadamente el avión, dejaron sus equipos y armas, luego se dividieron en dos grupos, uno de 33 hombres que marcharon hacía El Río y Tireo, y otros, 20, que fueron a Los Botados.

Manuel Aurelio “Manolo” Tavárez Justo fue el presidente de la Agrupación Política 14 de Junio abreviado (1J4), que surgió en honor a los héroes de Constanza, Maimón y Estero Hondo.

miércoles, 16 de mayo de 2018

Mujeres dominicanas ejercieron por primera vez su derecho al voto


En el año 1934 se organizó el Voto de Ensayo de la mujer dominicana. En esa ocasión sufragaron unas 96 mil 424 de ellas. Sin embargo, no fue hasta 1942 cuando se hizo realidad este reclamo del derecho al voto de las feministas de la época encabezadas por Abigaíl Mejía, quien en 1931 había fundado la Acción Feminista Dominicana junto a otras militantes. 



La paradoja de este hecho es que fue logrado en la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina, quien lo usó para legitimar su régimen de oprobio y represión en las elecciones del 16 de agosto de ese año.


martes, 20 de febrero de 2018

Letras Canto a la Patria

Se oyen tus pasos que hacen buenos caminos
Se oyen tus trinos de majestad
Y la victoria de aquel febrero
Te ha coronado de libertad.

Cantan tus valles, ríos y mares
Mi patria hermosa siempre será 
Tu nada temes, no te detienen
Y haces un pacto con la verdad.

Dominicana, fuerte y valiente
Tus hijos cantan de corazón
Abre tus alas, surca los cielos
Tierra de gloria, paz y honor.

Dominicana es tu destino
Ser la más noble, debajo del sol
Alza tus manos de amor eterno
Tierra de paz y gloria, y por siempre
Bendecida de Dios.

lunes, 19 de febrero de 2018

¿Qué pasó la noche del 27 de febrero de 1844?



La Independencia Nacional constituye la garantía de las libertades patrias y de nuestra existencia como Nación libre e independiente de toda dominación, protectorado, intervención e influencia extranjera, así como la concibieron los Fundadores de La Trinitaria el 16 de julio de 1838, quienes con el lema: Dios, Patria y Libertad, República Dominicana, dejaron proclamada nuestra nación el 27 de febrero de 1844 , siendo así entendida por todos los pueblos. Durante 22 años los haitianos ocuparon el territorio dominicano e intentaron eliminar el idioma y nuestras  costumbres.

Obligaron a publicar los documentos oficiales en francés y otras medidas que atentaban contra la esencia misma de las tradiciones y cultura de lo que vendría a ser más tarde el pueblo dominicano.

El 27 de febrero de 1844, fue la fecha en que, al fin, la República Dominicana pudo ser llamada como tal. Esta parte de la isla fue colonizada por España y posteriormente ocupada ocupada por los haitianos. Fue con la Guerra de Independencia que los Padres de la Patria, Juan Pablo Duarte, Francisco del Rosario Sánchez y Matías Ramón Mella y sus seguidores con ideales liberales lucharon por un país libre. Vea a continuación la historia completa de la opresión y la independencia dominicana!



Dominación Haitiana

La parte española de la isla fue invadida por la naciente República de Haití por razones de tipo económicas, sociales y políticas siendo la de mayor importancia la preservación de su propia independencia frente a un vecino que mantenía el sistema esclavista y que por sus propios intereses era un potencial enemigo de la recién creada república negra, en la que había sido abolida la esclavitud.

La invasión se produce casi sin ninguna oposición militar dada la diferencia numérica de ambos lados. La parte este o española tenía una población inferior al pueblo haitiano de esa época, además de la desorganización y miseria producto de la Guerra de la Reconquista en la parte española. Por otra parte, España estaba en franca decadencia y enfrentando los movimientos independentistas en el territorio continental y había perdido el interés por esta posesión cuyas minas de oro ya estaban agotadas.

La ocupación haitiana de la parte oriental de la isla duró 22 años. Esta ocupación, que pretendía anexar el territorio oriental a Haití, produjo inmediatamente un gran malestar y repulsa en los habitantes españoles dado sus irreconciliables diferencias de idioma, cultura, religión y su organización política, pero sobre todo por su concepción diferente del derecho de propiedad de la tierra.

Movimientos separatistas: La ocupación generó resistencia, desobediencia civil e incluso algunas conspiraciones que fueron develadas y hechos prisioneros o condenados a muerte sus miembros en un régimen que representaba cada día más el oprobio natural de una dominación extranjera.

La Trinitaria: En 1838 y después de regresar de estudiar en Europa y convencido por los vientos del Liberalismo que azotaban el viejo continente, Juan Pablo Duarte funda la organización secreta La Trinitaria cuya meta fue la creación de una Patria independiente de toda dominación extranjera.

La Trinitaria creció rápidamente dentro de la juventud y se extendió a las principales ciudades del país producto del trabajo tesonero y también como resultado de una sociedad artística llamada La Filantrópica que por medio de obras de teatro iba llevando el mensaje independentista.

Cuando el Presidente Boyer es derrocado por un movimiento revolucionario haitiano, se presentan coyunturas que precipitan los acontecimientos en la parte oriental de la isla firmemente decidida a terminar con el yugo opresor.


En ese momento existían cuatro movimientos separatistas como nos menciona Frank Moya Pons en su Manual de Historia:

1.- El movimiento independentista encabezado por Juan Pablo Duarte

2.- Movimiento pro-español, del cual eran exponentes en Santo Domingo los sacerdotes Gaspar Hernández y Pedro Pamiés, y en Puerto Plata el veterano General Andrés López Villanueva.

3.- Movimiento pro-ingles, se inclinaba a buscar la protección de Inglaterra a cambio de ventajas comerciales y lo encabezaba un propietario de Las Matas de Farfán de apellido Pimentel.

4.- Los Afrancesados: compuesto por hombres maduros, la mayor parte de los cuales habían ocupado puestos administrativos dentro del gobierno haitiano anterior y que creían poder alcanzar la eliminación del dominio haitiano con ayuda de Francia, (los afrancesados) a cambio de otorgarle a esta potencia privilegios políticos, arancelarios y territoriales. Sus cabecillas visibles eran un rico propietario de Azua llamado Buenaventura Báez (que luego se convirtió en dictador) y el importante abogado y comerciante Manuel Joaquín Delmonte.

El Gobierno provisional haitiano ordenó que se realizaran elecciones municipales el día 15 de Junio de 1843, elecciones que fueron ganadas en su mayoría por los miembros de la Trinitaria en el sector oriental, victoria que agudizaría la lucha contra la dominación haitiana e hizo que el General Gérard o Herard con sus tropas iniciara la persecución de los trinitarios en todo el país, obligando a Duarte a embarcarse subrepticiamente hacia Saint Thomas para evadir dicha persecución. El movimiento quedó bajo la dirección de Francisco del Rosario Sánchez y buscando lograr nuevos adeptos lograron “conquistar” para la causa a Tomás Bobadilla, antiguo funcionario del régimen de Boyer que el nuevo gobierno haitiano había dejado fuera. También conquistaron los hateros del este del país, un grupo de personas privilegiadas por la colonia mediante la entrega de grandes cantidades de tierra y sus líderes eran los hermanos Pedro y Ramón Santana.


Declaración de Independencia

Aunque Juan Pablo Duarte, el Padre de la Patria, se hallaba ausente, la noche del martes 27 de febrero de 1844, en la Puerta del Conde de la ciudad de Santo Domingo, la República Dominicana era proclamada por Francisco del Rosario Sánchez, jefe del movimiento tras la ausencia de Duarte, Tomás Bobadilla y Briones, representante de los conservadores, Ramón Matías Mella, Manuel Jiménez, Vicente Celestino Duarte, José Joaquín Puello, Gabino Puello, Eusebio Puello, Eduardo Abreu, Juan Alejandro Acosta, Remigio del Castillo, Jacinto de la Concha, Tomás de la Concha, Cayetano Rodríguez, Félix María del Monte y otros patriotas, quienes expresarían a a las autoridades haitianas su indestructible resolución de ser libres e independientes, a costa de nuestras vidas y nuestros intereses, sin que ninguna amenaza sea capaz de retractar nuestra voluntad.

Ese 27 de febrero se izó la Bandera Dominicana en la Puerta del Conde. Ondeó en la ciudad de Santo Domingo la bandera bordada por Concepción Bona y María Trinidad Sánchez, junto con otras damas. La Bandera había surgido de un proyecto presentado por Juan Pablo Duarte, aprobado el 16 de julio de 1838 en La Trinitaria, donde se presentaron los colores y la forma de la enseña que representaría al nuevo estado, que se denominaría "República Dominicana".

La naciente república quedó dirigida por una Junta Central Gubernativa bajo el poder de los conservadores hasta el 14 de noviembre de 1844 en que Pedro Santana es electo como el Primer Presidente Constitucional de la República Dominicana.